El Pasado 28 de Febrero se llevó a cabo la ceremonia de Cierre del Programa Redes de Apoyo a la Integración Femenina RAIF y de los componentes Laborales del proceso vividas por mujeres participantes.

La Fundación San Carlos de Maipo, desde el año 2015, ha puesto énfasis en desarrollar programas y acciones que promuevan los procesos de inserción social y desistimiento delictual de mujeres que han cumplido condena en el Centro Penitenciario Femenino de Santiago.

Esto debido a que, a partir de los estudios desarrollados con otras instituciones y de la experiencia en la ejecución de estas iniciativas, hemos visualizado las múltiples situaciones de exclusión y vulnerabilidad social a las cuales se exponen las mujeres una vez que finalizan su condena privativa de libertad, tales como cesantía, problemas económicos, falta de oportunidades, entre otras, generando grandes repercusiones a nivel personal, familiar y social.

En este contexto, surge el programa “Redes de Apoyo para la Integración Femenina”, el cual comienza a ejecutarse en julio 2016, finalizando dos pilotos e iniciando un tercer ciclo en marzo de este año, donde más de 30 mujeres han participado y logrado los objetivos que se han propuesto alcanzar desde que salieron en libertad.

“Uno de los grandes obstáculos que enfrenta la mujer al momento de salir en libertad tiene que ver con la dificultad para encontrar un trabajo con contrato y condiciones laborales que le permitan re-adaptarse al sistema familiar y al medio libre. Es por ello que, como institución apostamos a desarrollar proyectos que permitan cerrar o a lo menos disminuir esta brecha, los cuales sean evaluados y muestren evidencia de sus resultados. En este contexto hemos buscado generar alianzas estratégicas con aquellos que tienen experiencia en la materia.” señaló Marcelo Sánchez, Gerente General de Fundación San Carlos de Maipo.

 

Con la colaboración de Dollenz, Minka y la ONG Andalién se llevó a cabo el módulo de formación laboral en modalidades Independiente, Semi Dependiente y Dependiente.Finalmente se reconoció el esfuerzo de las mujeres que han participado de las distintas etapas del modelo RAIF.